Commercial Design

Cocktail shop in Barcelona

admin on September 21, 2017

El mundo de la coctelería, es sin duda un arte que nos traslada a otro mundo. Es por ello, que hemos intentado trasladar al consumidor a otro mundo, alejándolo de la calle y adentrándolo a un mundo donde descubrirá el arte de los cócteles.

Andando por el ensanche de Barcelona, encontramos un local semi enterrado. Fue todo un reto pensar en como dicho local, podemos retener al peatón para que fije su mirada 1 segundo en un espectáculo de botellas coloreadas y tenga la tentación de entrar para descubrir el mundo del cóctel.

1,5 metros separa la cota de la calle con la cota del local. Normativamente, se exige la plena accesibilidad de minusválidos y peatones al mismo tiempo. La fachada solo tiene dos aberturas de iguales dimensiones, y en una de ellas debe entrar y salir la gente. La conclusión y solución a todo ello fue realizar una escalera y elevador de personas, paralelas a la fachada. De esta manera creamos un primer espacio. Como segundo elemento, hemos situado una estantería de acero corten con diferentes huecos de distintas alturas donde ubicamos todas las botellas de licores de diferentes colores y tamaños. Estas botellas quedan iluminadas con un led desde el inferior de la misma botella. La idea es iluminar el contenido de la botella, no la botella en sí, de manera que el protagonismo es únicamente el color del contenido de la botella, creando toda una composición de tamaños y colores en toda esta segunda piel del interior del local. El tercer elemento y espacio que se genera, es la tienda en si.

Lo que se pretende con toda esta estantería, es separar el mundo de la calle y acceso, del interior de la tienda. Al mismo tiempo, la gigante estantería de colores, hace de aparador y reclamo a la gente de a pie.

Se consiguió dicho efecto, la gente pasa por delante, gira la mirada de forma inconsciente, se detiene y entra en la tienda. Una vez dentro, esquiva a través de la escalera el propio aparador y se adentra en un mundo totalmente independiente de la calle donde el tiempo se detiene y entra en juego todo un seguido de espacios y sensaciones donde se puede entender lo que es y lo que significa el mundo de la coctelería.

Para nosotros el proyecto rige en salvar este 1.5 metros, captar la atención de la gente y dar esta sensación de adentrarse en un mundo para descubrir.

Desde dentro todo nos impone mucho mas, al bajar 1.5 metros del nivel de calle, el local gana esta altitud, con lo que la dimensión de la estantería, los elementos interiores, etc, ganan en proporción y dimensión, haciendo aún mas tangible la sensación de ser rodeado por todo un mundo distinto haciéndote mas pequeño todavía y pudiendo valorar aún más la sensación espacial y de todo lo que nos rodea.